Deberes y derechos de los fieles laicas y laicos.

Por Fernando López Martínez

“Apresúrate también a poner en camino a Zenas, el intérprete de la ley, y a Apolos, encamínales con solicitud, de modo que nada les falte.” (Tito 3:13 Versión Reina-Valera)
Todos los bautizados adquirimos una relación con Cristo y con la Iglesia. Dicha relación produce y origina deberes y derechos que se encuentran enunciados en el Codex Iuris Canonici (CIC)1, principalmente en los cánones2 del 208 al 231 de dicha norma. Éste Código de Derecho Canónico es el conjunto de normas jurídicas que regulan la organización de la Iglesia, la jerarquía de gobierno, los derechos y obligaciones de los fieles, los sacramentos y las sanciones que se establecen por contravención a esas normas.

Leer más

Retiro de Adviento de la OSSM

Retiro de Adviento de la OSSM Divina Providencia día 25 y 26 de Noviembre en Celaya.

Se llevó a cabo,en el convento de las Monjas Siervas de María de Celaya. Fue guiado por el asistente de la Orden,  Fray Angel M. Ruíz Garnica se tocaron temas de mucha reflexión, para este inicio del Adviento.

Leer más

Retiro Anual de Adviento de la OSSM

Retiro anual de Adviento de la OSSM llevado a cabo los días 13 y 14 de Noviembre en Cadereyta Querétaro, acompañados de Fray Tomás Ma. Xotta.

Se llevó a cabo bajo un programa muy completo y compromisos adquiridos para el Año Jubilar de la Misericordia.
Tema principal del retiro Dios Misericordioso con motivo del inicio del Año Jubilar de la Misericordia 8 de Diciembre de 2015.

Leer más

La Asunción de María al Cielo

LA ASUNCIÓN DE MARÍA AL CIELO, ES UNO DE LOS 4 DOGMAS MARIANOS.

ES UN DOGMA DE FE.

MARÍA SANTÍSIMA FUE LLEVADA AL CIELO EN CUERPO Y ALMA, ACONTECIMIENTO QUE CELEBRAMOS EL 15 DE AGOSTO.

La Asunción es un mensaje de esperanza que nos hace pensar en la dicha de alcanzar el Cielo, estar en la gloria de Dios y en la alegría de tener una Madre que ha alcanzado esa meta, hacia la que nosotros caminamos. La maternidad divina de María fue el mayor milagro y la fuente de su grandeza, pero Dios no coronó a María por su sola maternidad, sino por el cumulo de virtudes: su caridad, humildad, pureza, paciencia, mansedumbre, amor, alabanza y agradecimiento. María fue perfectamente fiel a la voluntad de Dios en su vida. El “Hágase en mí según tu Palabra” que vivió con tanta fidelidad siempre, la llevó a vivir en plenitud la gloria de Dios.

El Papa Pio XII definió como Dogma de fe la Asunción de María en cuerpo y alma a los cielos el 1° de Septiembre de 1950.
DICE: “PRONUNCIAMOS, DECLARAMOS Y DEFINIMOS SER DOGMA DE REVELACIÓN DIVINA QUE LA INMACULADA MADRE DE DIOS, SIEMPRE VIRGEN MARÍA, CUMPLIDO EL CURSO DE SU VIDA TERRENA, FUE ASUNTA EN CUERPO Y ALMA A LA GLORIA CELESTE”.